Energía

Nuestra misión: Reducir la contaminación producida por el sector de hidrocarburos para lograr un futuro energético más limpio y sostenible.

Energy workers

Panorama general

La reducción de emisiones de metano en el sector de hidrocarburos es el eje rector de nuestro trabajo y para México representa una oportunidad para ser más competitivo en la creciente economía global de las energías limpias, y de proteger a la salud de su población y sus ecosistemas.

Durante más de cincuenta años hemos colaborado con diversos gobiernos a nivel global, con la sociedad civil y con la industria para alcanzar objetivos tangibles de reducción de gases de efecto invernadero con el fin de generar beneficios económicos y para el medio ambiente.

Consideramos que hay que unir a la ciencia, la tecnología y la construcción de políticas públicas sólidas para lograr avances. EDF está comprometido con México para apoyar en la creación de soluciones energéticas que beneficien a la economía y al medio ambiente.

¿Por qué el metano es importante?

Al menos el 25% del calentamiento global que experimentamos actualmente es causado por emisiones de metano que resultan de la actividad humana como la agricultura, la producción y el uso de combustibles fósiles, y los vertederos de basura. El metano emitido en el sector de hidrocarburos presenta una oportunidad particularmente importante, ya que ofrece la opción más inmediata y de menor costo para reducir este potente gas de efecto invernadero.

México es el onceavo productor de petróleo a nivel global y por lo mismo, también es uno de los mayores emisores de metano. Actualmente, lejos de disminuir la producción de hidrocarburos, el gobierno federal está invirtiendo más recursos para apoyar a Petróleos Mexicanos (Pemex, una empresa estatal).

Las regulaciones federales para reducir emisiones de metano fueron publicadas el 6 de noviembre de 2018 y entraron en vigor el 1 de febrero de 2020. La agencia reguladora del sector de hidrocarburos del país, ASEA (Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente) está trabajando en la implementación de las regulaciones y ha proporcionado capacitación a los estados productores de petróleo para ayudarlos a reducir sus emisiones. Después de Estados Unidos, México es el primer país que implementa este tipo de regulaciones. La aplicación eficiente de las regulaciones podría renovar el  liderazgo de México en temas de cambio climático.

Menos fugas de metano reditúa en poblaciones y ecosistemas más sanos:

  • Un aire más limpio se traduce en menos enfermedades para las poblaciones vulnerables que viven cerca de las instalaciones del sector hidrocarburos, particularmente en la región del Golfo.
  • Las emisiones contribuyen al calentamiento global, y uno de sus efectos es el aumento en la temperatura de los océanos, generando consecuencias graves para las comunidades que dependen de la pesca o del turismo para sobrevivir.
Existen soluciones simples y sostenibles para disminuir las emisiones de metano y esto representa una oportunidad para abatir el cambio climático y aumentar la eficiencia energética. EDF está listo para brindar su experiencia y asistencia técnica en México para lograr estos objetivos.