La sustentabilidad avanza gracias a la adopción de una nueva Ley de Pesquerías en Cuba, dice EDF

La ley protegerá las poblaciones y ecosistemas marinos, y a las comunidades pesqueras

July 17, 2019
Ana Suárez Uribe, (52) 612-129-4005, asuarez@edf.org
17 Jul, 2019

(HABANA – 17 de julio de 2019) El gobierno de Cuba promulgó amplias reformas a su ley pesquera el pasado fin de semana, ubicando a la isla en el rumbo para aumentar la protección de algunos de los ecosistemas marinos más importantes del mundo, al mismo tiempo que garantiza un mejor futuro para sus pescadores.

La nueva ley, que es la primera en su tipo en más de 20 años (Decreto de Ley 164 de 1996), representa un cambio muy importante en la política pesquera actual de Cuba. Ésta incluye disposiciones para reducir la pesca ilegal, recuperar poblaciones de peces y proteger a los pescadores ribereños en las comunidades costeras. Su aprobación también ayudará a garantizar el manejo coordinado de los recursos marinos entre Cuba y otros países de la región, incluido los Estados Unidos.

Uno de los puntos centrales de la ley es un mandato que da prioridad a un enfoque de conservación adaptativo y basado en ciencia para el manejo de poblaciones de peces sobreexplotadas, de acuerdo a Environmental Defense Fund, organización que ha trabajado activamente en Cuba durante las últimas dos décadas para ayudar a fomentar una mayor sustentabilidad y conservación de los recursos pesqueros del país.

«Cuba ha dado un gran salto hacia la adopción de las mejores prácticas de manejo para sus pesquerías», dijo Dan Whittle, Director para el Caribe de Environmental Defense Fund. «Es importante para el pueblo de Cuba y también representa un paso significativo en los esfuerzos internacionales de preservación de algunos de los ejemplares de vida marina más importantes en el mundo, entre ellos arrecifes de coral, tiburones y rayas.

Cuba ya protege aproximadamente el 25 por ciento de sus aguas costeras, lo cual le ha permitido poseer algunos de los ecosistemas marinos más espectaculares en el Caribe y demostrar el éxito de sus estrategias de conservación. Sin embargo, el declive de las poblaciones pesqueras continúa siendo un grave problema que pone en riesgo la seguridad alimentaria del país, miles de empleos y la supervivencia de ecosistemas saludables. Muchas de las poblaciones de peces comerciales más importantes de Cuba, incluidas varias especies de mero y pargo, han disminuido en los últimos años.

Bajo la nueva ley, Cuba ampliará el uso de metodologías para pesquerías con datos limitados, introducidos por expertos de EDF, para llevar el registro de la salud de docenas de especies importantes de escama, tiburones y rayas. El enfoque, denominado Marco para la Evaluación Integral de Poblaciones y Hábitats (FISHE, por sus siglas en inglés), permite a los administradores pesqueros evaluar qué especies son las más vulnerables a la sobrepesca, incluso frente a la escasez de datos científicos sobre poblaciones específicas. La metodología FISHE se utiliza actualmente en otros países como México y alrededor del mundo.

La creación de la nueva ley fue resultado de un proceso colaborativos de varios años que reunió a administradores, pescadores, la industria pesquera, científicos, conservacionistas y funcionarios gubernamentales para explorar nuevos enfoques de conservación y herramientas para recopilar mejores datos. EDF se enorgullece de haber participado y apoyado estas colaboraciones, entre ellas el proyecto SOS Pesca, que llevó las voces de los pescadores y las comunidades costeras al centro de las discusiones sobre la pesca sustentable y la conservación.

«La ley refleja el importante progreso que Cuba ha logrado para proteger su entorno natural, y promoverá los objetivos del país para tener más peces en el futuro, mantener los empleos que dependen de la pesca y proteger los ecosistemas marinos», dijo Valerie Miller, Gerente Senior del Programa de Océanos de EDF en Cuba.

Una característica clave de la ley es un nuevo marco de administración y de asignación de permisos para el creciente sector de la pesca comercial no estatal, establecido en 2009 para aumentar la producción de pescados y mariscos y crear puestos de trabajo. Este sector, que ahora está compuesto por 18,000 pescadores comerciales no estatales que operan en 160 puertos pesqueros de todo el país, provee productos marinos a los mercados nacionales y desempeña un importante rol en las economías locales.

La nueva ley está diseñada para evitar la sobrepesca en este sector y beneficiar a los pescadores comerciales no estatales, que ya están facultados para ejercer la actividad por cuenta propia. Asimismo, incluye un proceso para actualizar las reglas y los sistemas de permisos para el emergente sector de la pesca recreativa

«Esperamos apoyar a los pescadores, científicos, administradores y otros actores interesados en Cuba para lograr que estas nuevas reglas tengan éxito para el océano y las comunidades que dependen de él», señaló Miller.

 

# # #

Environmental Defense Fund es una organización de la sociedad civil de carácter internacional, que por más de 50 años se ha dedicado a encontrar soluciones transformadoras a los problemas más serios del medio ambiente. EDF vincula ciencia, economía, marco legal y alianzas estratégicas e innovadoras en cuestiones de clima, energía y océanos desde 2009.Síguenos en EDF VoicesTwitter y Facebook.